miércoles, 1 de octubre de 2014

IU-Verdes se opone al canon de las bibliotecas públicas

El 18 de julio se aprobó un Real Decreto por el que las bibliotecas municipales tendrán que pagar por libros prestados y por número de usuarios




El pasado 1 de agosto se publicó en el BOE el Real Decreto 624/2014, de 18 de julio, por el que  se desarrolla el derecho de remuneración a los autores por los préstamos de sus obras realizados en determinados establecimientos accesibles al público. Real Decreto que afecta directamente a  las bibliotecas públicas, que en un 96% son municipales y, entre ellas, a la Biblioteca Pública Municipal de Yecla, pues obliga a pagar el canon a todos los municipios de más de 5.000 habitantes. 

Para calcular el importe del canon se han establecido dos parámetros: el número de préstamos realizados y el número de usuarios que hayan solicitado al menos un libro en un periodo de un año. Por cada préstamo la tasa establece 0,004 euros, mientras que por cada usuario activo la Administración deberá pagar 5 céntimos de euro. El pago no correrá directamente a cargo del usuario, pero saldrá de los fondos municipales destinados a Cultura e irá directamente a parar a las entidades privadas que gestionan los derechos de autor. Aun así, el impuesto terminará repercutiendo en los ciudadanos a través de los impuestos municipales y el empeoramiento de los servicios.

Este impuesto se añade a la ya difícil situación presupuestaria que sufre nuestro Ayuntamiento. Además, las bibliotecas son instrumentos de difusión de la cultura y de la enseñanza que deben ser protegidas y no denigradas como pretende este Real Decreto. Este canon obliga a desviar fondos destinados a la adquisición de nuevos ejemplares para pode pagarlo, lo que afectará gravemente al crecimiento de los fondos de nuestra biblioteca municipal, especialmente porque la biblioteca que más libros preste pagará más, por lo que será “rentable” reducir la compra de nuevos ejemplares. 

El canon en una de sus partes se aplica desde el 2 de agosto de este año (un día después de su publicación) y otra parte entrará en vigor el 1 de enero de 2016, gestionado en su totalidad por las entidades de derechos de autor que tramitarán la obligación de remuneración para hacerla llegar anualmente a los autores. Es decir, más negocio privado con el dinero público.

En Yecla, según los datos aportados por la propia biblioteca, hay más de 8.000 usuarios, lo que equivale al 23% de la población y se prestan más de 11.000 libros al año de los 70.000 volúmenes que tiene el fondo municipal. Por todo esto, desde IU proponemos que el Ayuntamiento de Yecla, puesto que las bibliotecas cumplen una función de difusión de la cultura y el pensamiento, manifieste su rechazo y disconformidad con la posibilidad de adoptar esta tasa e inste al Gobierno Central a su supresión. Asimismo, proponemos que impugne ante los tribunales correspondientes la creación de dicho canon por vulnerar las obligaciones que la legislación establece en materia de préstamos y libros y que suspenda su pago hasta que se sentencie este procedimiento legal. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario