lunes, 25 de febrero de 2013

IU-Verdes pide al Pleno que condene la situación de los presos saharauis

Por la simpatía que los yeclanos reconocen al pueblo saharaui y a la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui solicitamos este apoyo gubernamental

Desde hace muchos años, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Yecla realiza una importante tarea con el programa Vacaciones en Paz, donde diversas familias de nuestra localidad acogen a decenas de niños y niñas que viven ‘in situ’ el dramático conflicto saharaui. Pero entre los objetivos de esta asociación, está también visibilizar y denunciar el grave problema que arrastra desde hace casi 40 años la antigua colonia española del Sahara Occidental, ocupada ilegalmente por el Reino de Marruecos.  


El 8 de noviembre de 2010, el Campamento de Gdeim Izik, a las afueras de El Aaiún, organizado por miles de personas saharauis para protestar por sus deplorables condiciones de vida, fue disuelto violentamente por las fuerzas de ocupación marroquíes, causando víctimas y desaparecidos. Este campamento de más de 20.000 personas pretendía denunciar la situación en la que viven los saharauis en el Territorio no Autónomo del Sahara Occidental, último territorio de África pendiente de descolonización y bajo tutela del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Denunciaban una situación continua de violaciones de derechos humanos, expoliación de sus recursos naturales, detenciones arbitrarias, desapariciones y torturas.

En lo que se ha reconocido como el inicio de la Primavera Árabe, con esa disolución violenta por parte de la fuerza ocupante marroquí, el régimen de Marruecos procedió a detener y a obtener declaración bajo tortura a 24 saharauis para responsabilizarlos de la muerte de agentes marroquíes en los acontecimientos de la violenta disolución de Gdeim Izik. Tras dos años y tres meses de prisión preventiva, el tribunal militar marroquí condenó hace unos días a nueve activistas a cadena perpetua, a cuatro a 30 años de cárcel, a otros diez a penas de entre 20 y 25 años y a los dos últimos a dos años de cárcel, por lo que han sido liberados.

Estas durísimas penas suponen un nuevo atentado contra el pueblo saharaui, contra su derecho de autodeterminación y su existencia, ya que se trata de un pueblo sometido permanentemente a violaciones por parte de la fuerza ocupante marroquí.

Por tanto, por la relación de simpatía y  apoyo que el pueblo yeclano siempre ha manifestado con el pueblo saharaui, pedimos que el Ayuntamiento de Yecla condene la situación de estos presos políticos. Por ello, desde Izquierda Unida propone al pleno local que suscriba el mandato del Parlamento Europeo a la XXII sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas para exigir al reino de Marruecos la libertad de todos los presos políticos saharauis, incluido el Grupo de 24 presos de Gdeim Izik, así como pedir la protección de los derechos fundamentales del pueblo saharaui, destacar la necesidad de un mecanismo internacional de seguimiento de los derechos humanos en el Sahara Occidental y apoyar una solución del conflicto basada en el ejercicio del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, como establecen numerosas resoluciones de las Naciones Unidas.

Asimismo, pedimos al pleno que envié el presente acuerdo al Ministro de Asuntos Exteriores, Embajador de Marruecos en Madrid, al Presidente del Congreso de Diputados, al Presidente del Senado, Presidente del Parlamento Europeo y a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario