lunes, 20 de febrero de 2012

IU-Verdes apuesta por la biomasa para los sistemas de calefacción

Es una energía renovable, supondría un ahorro del 30% en la factura actual, no llevaría ningún tipo de inversión inicial y ayudaría a las empresas de Yecla


No cabe duda de que las partidas económicas destinadas al suministro de combustible ocupan gran parte del presupuesto de nuestro ayuntamiento, sobre todo en aquellos edificios que requieren de climatización y calentadores de agua. Ante la alta dependencia que existe actualmente hacia el petróleo y su precio cada vez más elevado, desde Izquierda Unida-Verdes creemos que ha llegado el momento de cambiar.  

Tras analizar varios estudios, hemos llegado a la conclusión de que nuestro ayuntamiento debería sustituir las actuales calderas de gasoil por las de biomasa en forma de pellets, sobre todo en edificios públicos como la piscina cubierta, los pabellones deportivos y los colegios públicos.

Esta apuesta es razonable para las instalaciones locales en un corto plazo de tiempo, no requiere de grandes obras y, además de no agredir el medio ambiente, aportaría un ahorro económico estimado entre el 25 y el 30%. Pero hay más, pues la sustitución del actual modelo por este de biomasa no conllevaría ningún tipo de inversión económica inicial al consistorio, puesto que se financiaría con el pago periódico del combustible.

¿Qué son el pellet y la biomasa?

La biomasa vegetal es la materia constituida por las plantas. La energía que contiene es energía solar almacenada durante el crecimiento por medio de la fotosíntesis. Por esta razón, la biomasa, si es utilizada dentro de un ciclo continuo de producción-utilización, constituye un recurso energético renovable y respetuoso con el medio ambiente.

Al quemar gas o gasóleo para la calefacción, se transfiere y se acumula en la atmósfera carbono extraído del subsuelo profundo, alimentando así el efecto invernadero. Por el contrario, la combustión de biomasa no constituye este efecto porque el carbono que se libera quemando la madera procede de la atmósfera misma y no del subsuelo.

Y esta biomasa se puede producir en Yecla. En nuestro término contamos con masa forestal que, si se aprovecha correctamente, puede producir este tipo de combustible. A su vez, parte del sector industrial de la ciudad se sustenta en la elaboración de madereros, cuyos residuos pueden aprovecharse perfectamente para generar biomasa. Por tanto, apostando por este sistema se ayudaría a las empresas de Yecla a salir adelante y se diversificaría el tejido industrial actual.

Ayuntamientos como el de Granada, ciudad que disfruta de un clima similar al nuestro, han puesto en marcha iniciativas como esta y los resultados han sido muy aceptables, ya no solo en ahorro energético, sino también en financiero. Por tanto, como en tiempos de crisis prima la innovación, nuestro consistorio debería dar ejemplo y seguir apostando por las energías renovables, sobre todo después de firmar el “Pacto de los Alcaldes” para preservar el medio ambiente y reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Sin duda, desde Izquierda Unida-Verdes apoyamos esta alternativa como la más idónea para el momento actual, por lo que pedimos al Pleno del Ayuntamiento que estudie la propuesta y que aplique este cambio en los sistemas de climatización y uso de agua caliente en las instalaciones de titularidad municipal. Asimismo, proponemos aplicar esta medida a modo de “prueba piloto” en los colegios de la ciudad. Esto se llevaría a cabo mediante una oferta pública para la elaboración, financiación y suministro del futuro combustible por un periodo de tiempo necesario para amortizar la inversión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario