jueves, 12 de enero de 2012

Pésima gestión en el alquiler de las carrozas para los Reyes Magos

Este año no ha habido carrozas, pero de 2009 a 2011 el Ayuntamiento se gastó más de 20.000 euros en alquilarlas. ¿Por qué no las compró entonces?

Este año, los Reyes Magos no pudieron disfrutar de carroza. Muchos padres se quedaron perplejos al contemplar un desfile deslucido y muy poco vistoso. Desde el Gobierno local, se nos informó que había que apretarse el cinturón y que, por tanto, se actuaba con austeridad. Pero en Izquierda Unida-Verdes no creemos que haya sido así, pues el presupuesto para la Cabalgata de Reyes de este año ha sido de 22.508,5 euros, solo 3.500 euros menos que el presupuesto empleado en 2011 (25.977,7 euros). Sin duda, la rebaja en calidad ha sido demasiado notoria para tan poco recorte económico.

De hecho, algunas partidas llaman la atención, como la de gasto en “baratijas, caramelos y otros”. En 2010, esa cuantía ascendió a los 2.000 euros, mientras que este año se quedó en 1.900. Este gasto mínimo sí que se vio reflejado, sin embargo, en la Cabalgata, donde la cantidad de caramelos repartidos fue infinitamente menor a la de los años anteriores.

Pero lo más grave es la pésima gestión que se ha realizado con el alquiler de las carrozas. En 2009, el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Verdes ya denunció el gasto de 13.500 euros en el alquiler, cuando en el año 2008 el presupuesto para ese mismo menester ascendía a 2.400 euros. Ante tan disparatada subida, el Equipo de Gobierno respondió que se debía a un contrato “renting” (alquiler a largo plazo) muy ventajoso para el Ayuntamiento. Algo que no se vio reflejado al año siguiente, cuando el alquiler de las carrozas ascendió a 4.500 euros.

En resumidas cuentas, la Concejalía de Festejos despilfarró en tres años (2009, 2010 y 2011) la cantidad de 20.100 euros (más IVA) en concepto de alquiler de carrozas. Y aun así, en 2012 nos quedamos sin ellas, a pesar de haber pagado tal cantidad en los años previos. En su momento, ya denunciamos esta situación y aconsejamos al Gobierno que por ese dinero podría haber comprado carrozas en propiedad que habrían servido para muchos años. Pero no se nos hizo caso.

Por eso, pedimos al señor alcalde que explique por qué se han permitido esos derroches y por qué se han pagado unos alquileres tan elevados que después no han repercutido en el patrimonio de Yecla. Asimismo, le exigimos que presente las condiciones del contrato que ha dejado a los niños de la ciudad sin poder ver a Sus Majestades de Oriente en las carrozas, cuando se suponía que ese gasto tenía que estar ya amortizado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario