sábado, 22 de octubre de 2011

IU recurre el debate bipartidista "por vulnerar la igualdad y neutralidad informativa"

Ramón Luque, responsable de campaña de Izquierda Unida, considera que “el debate ‘a dos’ entre PSOE y PP no es el que en estos momentos de crisis económica y democrática demanda la sociedad. La ciudadanía espera ver debatir alternativas diferentes para salir de la crisis e impulsar una regeneración democrática que haga frente al bipartidismo imperante”. 

Izquierda Unida Federal ha registrado hoy un escrito ante la Junta Electoral Central (JEC) por el que recurre la emisión el ‘cara a cara’ pactado entre los candidatos del PSOE y PP, Alfredo P. Rubalcaba y Mariano Rajoy, para el próximo día 7 de noviembre, debate que organizará la Academia de Televisión para poder ser emitido por todas las televisiones, públicas y privadas, que han mostrado interés en ello.

El escrito, registrado por el secretario de Organización, Miguel Reneses, en nombre de IU señala que la programación de este tipo de debates entre los candidatos del PSOE y el PP “supone una clara vulneración del Art. 66 de la LOREG  (Ley Orgánica del Régimen Electoral General) que determina el necesario respeto de los medios de titularidad pública a los principios de pluralismo político y social, así como a la igualdad, proporcionalidad y neutralidad informativa”.

De igual modo, añade que “y en el mismo sentido, para los medios de titularidad privada obliga al necesario respeto a los principios de pluralismo e igualdad, proporcionalidad y neutralidad informativa en la realización de debates y entrevistas electorales”.

Ante esta situación, Izquierda Unida plantea a la Junta Electoral Central “suspender la emisión del debate anunciado para el día 7 de noviembre entre los candidatos del PSOE y del PP” por considerar que con la exclusión de IU “se están vulnerando los principios de pluralismo y neutralidad que establece tanto la normativa electoral como las reiteradas decisiones de esta JEC”.

De manera subsidiaria y “para el caso de no resultar estimada la anterior solicitud”, IU plantea otras dos posibilidades: por un lado, “ampliar la participación en los referidos debates programados a los candidatos de IU, al ser la tercera fuerza política de ámbito estatal que concurre en este proceso electoral en todas las circunscripciones del Estado” y, en caso de que ésta última tampoco sea tenida en cuenta, “suspender la emisión del debate anunciado para el día 7 de noviembre entre los candidatos del PSOE y PP, en tanto en cuanto no se produzca la debida comunicación a la Junta Electoral Central, por parte de aquellos medios de comunicación, tanto de titularidad pública como privada, que vayan a emitir el debate, de las medidas compensatorias (que deberán ser de igual naturaleza) que deben hacerse efectivas con el resto de fuerzas políticas que concurren a las próximas elecciones y que cuentan con representación parlamentaria, especialmente el caso de la Coalición de Partidos en que se integra Izquierda Unida”.

Para el responsable de Campaña de Izquierda Unida, Ramón Luque, “el debate ‘a dos’ que plantean el PSOE y el PP no es el que en estos momentos de crisis económica y democrática demanda la sociedad. La ciudadanía espera ver debatir alternativas diferentes para salir de la crisis que nos atenaza e impulsar una regeneración democrática que haga frente al bipartidismo imperante, carente de soluciones para ambas situaciones”.

A juicio de Luque, “consideramos que poco puede ofrecer un debate cerrado y encorsetado entre dos candidatos que están defendiendo un mismo modelo y que sólo pueden presentar a los electores de cara al futuro, dados los antecedentes por todos conocidos a nivel estatal y autonómico allí donde gobiernan en estos momentos, matices sobre la intensidad de los recortes y las recetas conservadoras que plantean ejecutar”.

“Este no es el debate que quiere la sociedad –señala el dirigente federal de IU-, y mucho menos si de él quedan excluidos los candidatos a la Presidencia del Gobierno del resto de fuerzas políticas, entre ellos el de la tercera formación en votos a nivel del Estado como es Cayo Lara”.

Luque muestra su confianza en que “la Junta Electoral Central, teniendo en cuenta también decisiones adoptadas por el Tribunal Supremo en anteriores citas electorales como las de 2008 dando la razón a IU en sus planteamientos, dé muestras de su sensibilidad ante nuestras demandas, lo que sería un paso muy importante para el normal desarrollo de una campaña en la que todas las candidaturas sean tratadas bajo el principio del pluralismo político y social”.

Destaca que “Izquierda Unida está dispuesta a debatir en los diferentes formatos que se le puedan plantear, pero lo que no acepta es que a la sociedad sólo se le ofrezca un debate entre propuestas iguales y se le deje sin la posibilidad de poder contrastar de primera mano planteamientos y soluciones realmente alternativas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario