viernes, 25 de marzo de 2011

Por qué se me ha ocurrido meterme en política

Hola a todos:

Mi nombre es Daniel Férriz y sí, se me ha ocurrido meterme en política. La pregunta a la que responde este artículo me ha llegado  de muchas personas que ven extraño que alguien (como yo, o no) decida adentrarse en el mundo de la política, ¡¡con la que está cayendo!!, que dicen algunos. Pues ese es el principal motivo: hay personas que contemplan el espectáculo desde el sillón, otros que opinan cómo trabaja el ajeno, y algunos que promulgan leyes cada vez que hacen conjugaciones verbales.

Muchos creen que la política es lo peor de la especie humana y que todos quieren “chupar del bote”. Yo sólo puedo ser responsable de mi persona y avalar que IU-Verdes lo forma un grupo de gente muy comprometida con su hacer político, y si un día no es así, que no cuenten conmigo. Todo esto es parte del día a día, pero no estoy dispuesto a utilizar mi corta existencia en resignarme y exponerme a la manipulación capitalista, especulativa, neoliberal, contaminante, injusta, poco solidaria, clasista, etc.

Conmigo que no cuenten, no me da la gana (expresión políticamente incorrecta) de que se utilicen mis impuestos para crear lucro, para recortar en derechos sociales, para empeorar la asistencia sanitaria, para dejar en déficit la educación, para enfocar la cultura como grandes eventos-marketing, para recortar en pensiones y salarios, degradar el medio, sobreexplotar todos los recursos y un largo etcétera que queda al servicio del “mercado” (devorador, de apetito infinito). ¡Que no!

Me he puesto al servicio de Izquierda Unida-Verdes, por la lógica aplastante del significado de cada una de sus siglas, porque no me resigno y quiero actuar, porque quiero cuidar y trabajar por la ciudad en la que nací y en la que he decidido vivir, pues creo que merece un mejor trato. Pero, principalmente, creo que somos los ciudadanos que cohabitamos en esta ciudad (todos por igual, que decía uno) los que merecemos un mejor trato y el derecho de tener cubiertas todas las necesidades básicas: de vivienda, trabajo digno, asistencia sanitaria, educación, solidaridad y hacer uso de la participación ciudadana como forma de gobierno.

Apoyar a las asociaciones, federaciones y otros grupos asociativos que prestan servicios a la comunidad, sin ánimo de lucro, que crean puestos de trabajo, que permiten la realización de muchas personas y que para algunos son su única esperanza. Diversificar la economía y el empleo, potenciar la viabilidad de sectores alternativos y revitalizar el sector del mueble, es decir, inversiones de futuro (más allá de cuatro años), planes de movilidad eficientes, austeridad en la administración y promover la transparencia, son algunas de las tareas pendientes.

Aunque me parece osado hablar tanto tiempo en primera persona, me he obligado a ello con la mejor de las intenciones. Soy una persona que forma parte de un equipo comprometido. Vamos a luchar por mejorar las cosas, porque la lucha sólo es útil cuando busca un buen fin y nunca cuando el fin es la lucha contra algo o alguien. No estoy para enfrentarme a nadie, sino para confrontar ideas y trabajar por Yecla. Los ciudadanos y ciudadanas tendrán por mi parte un trabajo honrado, si así lo deciden en las urnas, y mi mejor disposición para mejorar la vida en nuestra ciudad.

6 comentarios:

  1. Me parece genial que gente joven y con ganas decida entrar en política, sobre todo para echar a los chupópteros de Yecla, que llevan tantos y tantos años en el sillón. ¿Cuántas legislaturas llevan Valcárcel y Benedito en política? Una pareja que huele a rancio que tira para atrás. Ánimo Daniel, gente como tú es la que necesita Yecla!!

    ResponderEliminar
  2. Ese Chucho!!! Me gusta!!!

    ResponderEliminar
  3. pues ya me esperaba yo otra cosa... más de lo mismo

    ResponderEliminar
  4. ¿Más de lo mismo? Más de lo mismo es decir "más de lo mismo" sin ninguna argumentación. Daniel adelante a seguir demostrando que este proyecto no se parece en nada a otros, por Yecla, ánimo.

    ResponderEliminar
  5. Ladran luego cabalgamos... Más de lo mismo son el Bene o el Villa y compañía. El cambio será dando nuestra confianza a IU o simplemente seguiremos tragando.

    ResponderEliminar
  6. Más de lo mismo, todo el que se mete en política es bien por un fin lucrativo o bien por afán de protagonismo, lo demás son palabras vanas o manera de hablar constantemente de uno mismo.

    ResponderEliminar